Misterioso paseo por Segovia [+ fotos]

El otro día teníamos la tarde libre (porque en Dizzy paramos de trabajar, aunque pocas veces eh!) y decidimos salir a dar un paseo por Segovia en busca de las pistas de una historia que nos tenía muy intrigadas.

Cuentan por las calles segovianas que hace ya más de un siglo un burgués muy rico de la zona llamado Feliciano, con apenas 22 años acudió, como todos los domingos, a una misa en la catedral que se alza en la Plaza Mayor de la ciudad. Allí conoció a una chica de clase media- alta, Amalia y, como toda gran historia, se enamoraron perdidamente. Fueron felices durante muchos años en la ciudad del acueducto, caminaron sus calles, recorrieron cada uno de sus rincones y juraron su amor eterno en una gran cruz que vigila uno de los tantos caminos que los llevaban a encontrarse una y otra vez, cada día a la misma hora, en el mismo lugar…. Pero uno de esos días, que comenzó como cualquier otro pero termino para siempre, ella no llegó. Él la esperó durante horas hasta que se hizo de noche, entonces fue cuando comenzó a vislumbrar, a duras penas, una silueta que se acercaba, pero al contrario de lo que él creía, venía a condenarlo.

Noticias de la muerte de su amada Amalia ¿qué más podía ser? Con el corazón roto abandonó el lugar, al que jamás volvió, según dicen, pues al parecer se encerró en su casa, en la que ya solo quedaba él, y nunca más salió. No se sabe qué fue de su vida o tal vez de su muerte. Las puertas de la casa permanecen siempre cerradas, nadie sale ni nadie entra y a nadie le interesa. Obviamente esta historia no hubiera trascendido si no hubiera algo de misterio en todo esto; la razón de que nadie quiera siquiera intentar entrar a la casa es que, al parecer, si bien permanece como una tumba durante  364 días, una vez al año, coincidiendo con el aniversario de la misa en que se conocieron, a los alrededores de esta comienzan a llegar gatos, que se acomodan en las ventanas y corretean por las callejuelas cercanas, y entrada la noche, la casa se ilumina y de ella salen música y ruido de risas, como si adentro hubiera un gentío festejando algo…

Todo nos sonaba muy fantástico, como probablemente les está sonando a ustedes, pero la cuestión es que esa casa está totalmente cerrada y por mucho que se toque el timbre no hay respuesta de ningún tipo, simplemente el maullar de algunos gatos que se reúnen afuera de la misma y bien sabido es que los gatos son los guardianes de la muerte.

Si alguien tiene algo más de información sobre esta historia nos encantaría que la compartieran con Dizzy, tenemos mucha curiosidad por averiguar qué es lo que pasa allí.

DSC_0815a
Calle de la Plaza Mayor, donde se encuentra la catedral.
Segovia3
La catedral de Segovia
Segovia4
Puerta de la casa de Feliciano y camino que lleva al Alcázar.
DSC_0850a
Camino junto a la casa de Feliciano
DSC_0860a
Catedral donde se conocieron Feliciano y Amalia, vista desde el Acázar.
Segovia6
Gato en una calle junto a la casa de Feliciano
Segovia7bisbis
Cruz donde Feliciano y Amalia se encontraban todos los días y donde él recibió las noticias de su muerte.
DSC_0888b
Iglesia junto a la cruz donde se encontraban Feliciano y Amalia
DSC_0895a
Iglesia junto a la cruz donde se encontraban Feliciano y Amalia.
DSC_0907a
Vistas del acueducto
Segovia1
Una de las tantas calles por las que paseaban Feliciano y Amalia, actualmente mucho más moderna.
Anuncios

3 thoughts on “Misterioso paseo por Segovia [+ fotos]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s